Cómo el gobierno electrónico puede ayudar a la prevención de la corrupción

La Directora del Centro Internacional para la Acción Colectiva del Basel Institue on Governance Gemma Aiolfi nos presenta un reporte de cómo las empresas pueden usar el gobierno electrónico como una herramienta de cumplimiento para enfrentar la corrupción corporativa. 

El Basel Institute on Governance realizó una encuesta virtual anónima por medio del blog FCPA (www.fcpablog.com), donde los lectores dieron su opinión sobre cómo el gobierno electrónico ayudaba a reducir los niveles de corrupción en los países. El objetivo de esta encuesta fue determinar hasta qué punto las empresas son conscientes y utilizan esta medida, así como sus percepciones sobre los efectos de tales herramientas en la prevención de la corrupción y el soborno. 

El gobierno electrónico se basa en el uso de tecnologías de la información y comunicación (TIC) para transformar las relaciones entre ciudadanos, empresas y diversas ramas de gobierno. La premisa de esta herramienta es que reduciendo el contacto directo entre las empresas y las agencias de gobierno se puede generar un cambio positivo en la disminución de la corrupción y reducir los riesgos de colusión en las contrataciones públicas.

Nuestro informe (www.baselgovernance.org/e-government) presenta los resultados de la encuesta en un debate más amplio sobre el aumento del gobierno electrónico y sus efectos, así como la correlación entre el gobierno electrónico y la prevención de la corrupción. En este sentido, entre nuestras recomendaciones, instamos a las empresas a integrar el requisito de identificar herramientas de gobierno electrónico que puedan reducir el riesgo de soborno en sus políticas y procedimientos de cumplimiento anticorrupción. Además, se insta a los gobiernos que aprovechen mejor el sector privado como motor de crecimiento y desarrollo económico y respondan a sus solicitudes y necesidades para desarrollar sus estrategias de gobierno electrónico. Finalmente, alentamos a los académicos y profesionales a emprender nuevas investigaciones y análisis sobre la correlación entre el gobierno electrónico y la corrupción. 

Cabe mencionar que la encuesta respalda otros informes que indican que el gobierno electrónico no es infalible. Aceptamos que las soluciones digitales no son perfectas, pues consideramos que el gobierno electrónico aún está lejos de alcanzar su máximo potencial. Sin embargo, mientras más sea usado, se estudian sus efectos y los gobiernos responden a los comentarios y preocupaciones del sector privado, de esta forma el gobierno electrónico puede convertirse en una herramienta más efectiva para reducir la corrupción en todo el mundo.

Lee el informe completo en inglés en: www.baselgovernance.org/e-government